Aprendizaje ubicuo

Aprendizaje ubicuo
Hernán Piñera / CC BY-SA 2.0

“Googlear” una duda en el bar, escuchar un podcast en el coche, ver un tutorial en YouTube… Algo de eso ya has hecho… y en cualquier momento podría incluso salvarte la vida.

Aprendizaje ubicuo, en cualquier lugar o momento, mediante cualquier medio. Nuestro leitmotiv como knowmads.

El aprendizaje no ocurre sólo en el aula, sino también en el hogar, en el lugar de trabajo, en el lugar de juego, en la biblioteca, en el museo, en el parque y en las interacciones cotidianas con otros. Aquí la vida se convierte en espacio para nuevas pedagogías y nuevas prácticas de aprendizaje. El aprendizaje ubicuo nos recuerda la necesidad de continuamente volver a pensar cómo ocurre el aprendizaje y de reflexionar acerca de las posibilidades que nos brindan las TIC. El aprendizaje deberá ir más allá de los aspectos técnicos para priorizar la pregunta acerca de qué es lo que pueden hacer los estudiantes y cómo pueden extraer significado de sus propias experiencias.

Cristóbal Cobo. (2011). Aprendizaje invisible.

Nicholas Burbules aborda el tema observando algunas dificultades, como el acceso desigual e inicuo, advirtiendo que no todo se puede aprender así y entendiendo que la predisposición y la motivación son elementos fundamentales, pero también ve en esta realidad la oportunidad para crear una verdadera “sociedad del aprendizaje”.

Una cultura que considera los acontecimientos cotidianos como oportunidades para aprender, que favorece el pensamiento crítico, la creatividad y la investigación independiente, pero también la colaboración. Que diluye la diferenciación entre educación formal e informal y obliga a los educadores a replantearnos nuestro papel.

[…] los profesores también son aprendices dentro de un entorno de aprendizaje ubicuo. […] Los docentes también están en medio de un flujo de oportunidades y experiencias de aprendizaje y su crecimiento y desarrollo puede ser continuo desde esta posición. Por sobre todo, los profesores pueden ser considerados como miembros de sus propias comunidades de aprendizaje distribuido, no sólo de las formas en que las redes profesionales han trabajado siempre, sino que como una característica inmediata de la vida cotidiana en sí, potencialmente disponible para el asesoramiento o el apoyo en cualquier momento de su vida laboral.

Nicholas C. Burbules. (2012). El aprendizaje ubícuo y el futuro de la enseñanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *